“Los futuros no realizados son sólo ramas del pasado: ramas secas” escribe Ítalo Calvino en Las Ciudades Invisibles, y con esas ramas se construye este proyecto que explora en la historia de las ciudades iberoamericanas aquello que fue anhelado y no realizado, o aquello que tal vez debió preservarse pero sucumbió ante la fuerza arrolladora de lo nuevo.

En la historia de una ciudad surgen proyectos urbanísticos que representan un imaginario colectivo, un futuro posible que muchas veces queda de lado por razones diversas —presupuestarias, políticas, ideológicas—, porque las condiciones materiales para su realización todavía no están dadas o, simplemente, porque son irrealizables. Otros proyectos se concretan y dejan tras de sí la estela de un pasado irrecuperable cuya mirada futura resultaría ciertamente distinta.

Las ciudades posibles, resultantes de aquella planificación urbana que no fue, y los espectros de la trama material e inmaterial, que se hubiera proyectado sobre un conglomerado de prácticas, usos y actividades sociales, resurgen en este proyecto de Los Anillos de Saturno. Se trata de una invitación a pasear por Ciudades Imaginadas, recreadas mediante textos e ilustraciones que reflexionan sobre un aspecto de aquellos múltiples futuros potenciales.

¿Cómo sería hoy la capital de Paraguay de haberse realizado el Plan Maestro para la Franja Costera de Asunción que ofrecía la llegada a las costas desde cualquier punto de la ciudad?

¿Qué podría ocurrir en Ciudad de México si el monumento del bicentenario no fuera un monumento vacío sino un conjunto habitacional con 10 mil unidades para las clases trabajadoras?

¿Qué sería de Rosario si a comienzos del siglo XX se hubiera construido la gran Avenida Diagonal que uniría el entonces proyectado Monumento a la Bandera con el Parque Independencia?

¿Cómo se vería hoy la magnífica Avenida Paulista de São Paulo si todos sus caserones con grandes jardines estuvieran aún allí?

Estas cuatro preguntas son cuatro ramas en cuatro ciudades que inauguran un proyecto que pretende seguir bifurcándose en nuevas colaboraciones que brotarán como futuros no realizados, pero tampoco olvidados.